0

20 November 2008

Hemoglobina glicosilada en individuos no diabéticos y el riesgo de enfermedad coronaria

Existe evidencia médica que demuestra que individuos con pre-diabetes poseen un riesgo elevado de desarrollar enfermedad coronaria en comparación con la población normal. Clasificamos como “pre-diabéticos” a aquellos pacientes que tienen un nivel de azúcar en ayuna entre 110 y 125 mg/dl. De acuerdo a un meta-análisis publicado en 1999, el aumento en riesgo es de aproximadamente 30%. El año pasado nuestro grupo publicó un estudio en la revista Atherosclerosis que demostró que la prevalencia de enfermedad coronaria en individuos con un azúcar en ayuna entre 94 y 125 mg/dl es casi 3 veces mayor que en individuos con niveles entre 66 y 93 mg/dl.

La otra forma de evaluar el control de azúcar en el cuerpo, además de medir el nivel de glucosa en ayuna, es midiendo el porcentaje de hemoglobina glicosilada. Este parámetro nos brinda una idea de cuan controlada ha estado el azúcar en el cuerpo por los tres meses antes de realizar el examen de sangre. Siguiendo este pensamiento, nuestro grupo de investigación se dio a la tarea de evaluar la relación entre el nivel de hemoglobina glicosilada en pacientes asintomáticos no diabéticos y la presencia de enfermedad coronaria oculta mediante el uso de un CT scan de las arterias del corazón. El estudio fue presentado en el pasado congreso de la Sociedad Americana del Corazón.

Evaluamos un total de 906 individuos. Categorizamos los participantes en tres grupos de acuerdo a su nivel de hemoglobina glicosilada: el primer grupo tenía una hemoglobina glicosilada entre 4.2% y 5.4%, el segundo entre 5.5% y 5.8% y el tercero entre 5.9% y 7.6%. Un total de 42 sujetos, casi 5%, demostró tener por lo menos una obstrucción coronaria de más de 50%. Mientras más alto el nivel de hemoglobina glicosilada, más alta la probabilidad de tener una obstrucción arterial significativa. Igualmente, mientras más alto el nivel de hemoglobina glicosilada, más alta la prevalencia de enfermedad coronaria no obstructiva. Resultados interesantes considerando que estamos hablando de individuos sin síntomas (como muchos de nosotros) y sin diabetes.

El CT scan coronario nos permite clasificar las placas ateromatosas en placas calcificadas, no-calcificadas y mixtas (contienen calcio y componente grasoso no-calcificado). Existe evidencia científica que sugiere que las lesiones coronarias no-calcificadas o mixtas son más peligrosas que las calcificadas, ya que se piensa que ocasionan un infarto al corazón más frecuentemente en comparación con las lesiones coronarias calcificadas. Nuestro estudio sugiere que niveles elevados de hemoglobina glicosilada en pacientes no diabéticos se asocian a la presencia de placas coronarias mixtas.

Los hallazgos principales son los siguientes:
- En individuos asintomáticos sin diabetes, mientras más alto el nivel de hemoglobina glicosilada más alta es la probabilidad de padecer de enfermedad coronaria oculta, incluyendo enfermedad obstructiva.
- Aparentemente, niveles más altos de hemoglobina glicosilada, como existen en pacientes pre-diabéticos, se podrían asociar con la prevalencia de placas coronarias mixtas.
- Necesitamos estudios prospectivos utilizando CT scan coronarios que midan eventos clínicos (como infartos al corazón) en pacientes pre-diabéticos para evaluar si la presencia de placas coronarias mixtas se asocia a una incidencia más alta de eventos coronarios.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>