Comments Off on Partículas de LDL: grandes o pequeñas

15 March 2008

Partículas de LDL: grandes o pequeñas

Hace poco una de mis pacientes me hizo una pregunta que me sorprendió. La pregunta fue la siguiente: ¿Qué es mejor, tener partículas grandes o pequeñas de colesterol malo o LDL en la sangre? La pregunta es bastante científica y específica, además de que es un tema que ha permanecido mayormente en los círculos académicos. Me alegre muchísimo de que al menos una de mis pacientes (y espero que existan otros) se interesa en temas que tienen que ver con prevención cardiovascular y el desarrollo de enfermedad coronaria.

El LDL es lo que conocemos como el colesterol malo. Gran parte de este colesterol se produce en el hígado, pero un porcentaje también se adquiere a través de la dieta. Existen múltiples estudios que han demostrado que el LDL es uno de los factores de riesgo principales para el desarrollo de placas de grasa en las arterias del corazón. De ahí surge nuestra (médicos) obsesión de atacar y controlar el nivel de colesterol malo en la sangre.

El LDL, bajo una serie de condiciones fisiológicas, cruza la pared de las arterias coronarias e induce un proceso inflamatorio que conduce a la formación y progresión eventualmente de placas ateromatosas. Mientras más LDL circule en la sangre, más se activa este círculo vicioso y mayor la probabilidad de sufrir un evento cardiovascular.

Resulta que mi paciente tiene mucha razón; no todo el colesterol malo es igual. En el pasado, cuando le he tratado de hablar de esto a varias personas, la reacción es la misma: “aquí viene el doctor a complicar más la cosa; basta con tener que diferenciar entre el colesterol bueno y el malo” Pero la ciencia y la fisiología humana no es tan sencilla como quisiéramos; muchas veces resulta importante prestar atención a los detalles.

Existen partículas de LDL grandes y pequeñas. No sabemos bien aun con certeza qué condiciones o características biológicas predisponen a un individuo a tener una composición más alta o más baja de los dos tipos de partículas. Lo que sí sabemos es que es peor tener una población predominante de partículas pequeñas de LDL. La razón, y estoy simplificando ya que esto no pretende ser un artículo científico, es que las partículas pequeñas de LDL cruzan la pared de las arterias coronarias con más facilidad. EL LDL que no entra en la arteria, mayormente partículas grandes de esta proteína, no causa o promueve el desarrollo de enfermedad coronaria.

Esto es un área científica en desarrollo. Aun así, existen doctores e instituciones médicas que tienen la capacidad de evaluar esto a través de pruebas especiales de sangre. Gracias a mi paciente por la pregunta. Espero que se beneficien de esta información.